Inicio 5 Hemofilia 5 Recomendaciones 5 Hábitos saludables

Hábitos saludables

La hemofilia es una condición más de la persona que no debe hacernos olvidar que como cualquier otra, ésta debe seguir una serie de hábitos saludables que por supuesto deben ir encaminados a mejorar nuestra vida cotidiana y a prevenir en el caso de la hemofilia la aparición de episodios hemorrágicos.

Los principales hábitos saludables comprenden:

 

  1. Ejercicio y actividad física
  2. Alimentación equilibrada
  3. Higiene bucodental
  4. Calendario vacunaciones

1. EJERCICIO Y ACTIVIDAD FÍSICA 

El ejercicio es beneficioso para todas las personas: la actividad física cotidiana es importante para prevenir enfermedades como la diabetes, las afecciones cardíacas, la obesidad, la osteoporosis y el cáncer. En las personas con hemofilia, la actividad física cotidiana puede ayudar a prevenir hemorragias y daños en las articulaciones. El ejercicio es fundamental para desarrollar huesos saludables y fortalecer los músculos que sostienen y protegen las articulaciones. El fortalecimiento de la musculatura, en especial de las grandes articulaciones, hace que éstas sean más estables y por ende menos proclives a sufrir hemorragias.

 

 

Cada hemofílico puede seguir un programa específico de ejercicios programados por un fisioterapeuta en función de sus características físicas y/o anatómicas, que necesita a veces la adecuada profilaxis con factor. Otro aspecto de la actividad física lo constituyen los deportes que pueden practicar los hemofílicos como son ciclismo, natación, bádminton, golf, pesca, vela etc., siempre teniendo en cuenta que se deben evitar aquellos deportes que requieran contacto físico estrecho como el fútbol, kárate, rugby, etc. El médico y/o fisioterapeuta serán los que recomienden el deporte más adecuado a cada hemofílico en función de la gravedad de su hemofilia y su estado articular.

 

También el ejercicio puede ayudar a reducir el estrés, la ansiedad y la depresión, a mejorar la autoestima y la capacidad para enfrentarse a dificultades, y a mejorar el rendimiento en la escuela y en el trabajo.

Natación
Tenis de mesa
Senderismo
Pesca
Baile
Golf
Badminton
Bolos
Ciclismo
Paddel

2. ALIMENTACIÓN EQUILIBRADA

Al igual que todas las personas se debe seguir una dieta equilibrada según sus necesidades nutricionales acordes a su actividad física y actividades de la vida diaria.

Y en el caso de los hemofílicos se debe evitar el sobrepeso por ingesta innecesaria de calorías, ya que éste influirá negativamente en el funcionamiento de las articulaciones que estarán sobrecargadas.

No hay ningún régimen alimenticio especial para los hemofílicos sino el adecuado a su edad, actividad física y necesidades nutricionales.

3. HIGIENE BUCODENTAL

Si en la población en general la higiene bucodental es importante, en los hemofílicos lo es aún más pues una mala higiene provoca el aumento del sangrado en las encías y el aumento de las caries con lo que se tendrá que someter a tratamientos dentales que requerían tratamiento sustitutivo y otras medidas.
Es importante cepillarse los dientes cada vez que comemos y usar un colutorio y cepillo interdental o seda dental si nuestro dentista lo prescribe. Las visitas a éste deben ser de al menos una vez al año. 

 

4. CALENDARIO DE VACUNACIONES

Visite el calendario de vacunaciones de la Junta de Andalucía.

Consulte con su hematólogo de referencia para consideraciones especiales a la hora de la vacunación en personas con hemofilia y otras coagulopatías congénitas.

VER CALENDARIO