Inicio 5 Actividades 5 El servicio de fisioterapia en hemofilia

Podemos definir el papel de la fisioterapia en la hemofilia como la eterna desconocida para muchos de los profesionales de la salud.

En una enfermedad como la hemofilia, donde el protagonista siempre ha sido el hematólogo, la fisioterapia también juega un papel fundamental. Los problemas musculoesqueléticos que ocasionan los derrames de repetición pueden ser paliados, en cierta medida, desde el campo de actuación de la fisioterapia. Un correcto tratamiento rehabilitador puede devolver al paciente una mayor independencia y capacidad funcional y, en consecuencia, aumentar su calidad de vida.

Las lesiones musculoesqueléticas más comunes que se producen en un paciente hemofílico son las siguientes:

  • Hemartrosis: que se puede definir como la presencia de sangre intrarticular. Es muy frecuente en codos, tobillos y rodillas (articulaciones diana). Su etiología puede ser traumática o espontánea, es decir, sin causa aparente.
  • Sinovitis.
  • Hematomas musculares.

Con todo esto, desde la fisioterapia se plantean unos objetivos generales, que pueden ser muy amplios. Algunos de ellos son:

  • Aliviar el dolor y los trastornos sensitivos.
  • Ayudar a la reabsorción hemorrágica y el proceso inflamatorio.
  • Conseguir una condición física adecuada.
  • Mejorar la calidad de vida.
  • Prevenir y tratas las lesiones y secuelas que puedan surgir.

Para estos objetivos la fisioterapia utiliza técnicas diversas en su tratamiento, que desde la asociación se hacen de manera personalizada y tras una valoración personal de cada persona:

  • Ejercicio físico-deportivo para pacientes sin lesiones.
  • Cinesiterapia.
  • Electroterapia.
  • Termoterapia.
  • Crioterapia.
  • Magnetoterapia.
  • Mecanoterapia.
  • Hidroterapia.

Cada una de estas técnicas persigue un objetivo distinto y propio, desde la eliminación del hematoma muscular hasta la mejora de la movilidad articular. Hay que destacar que cada articulación posee sus peculiaridades a la hora de efectuar un tratamiento, debido a su etiología, movilidad y el aparato musculo-ligamentoso que la rodea.

Para concluir, debemos de saber que la rehabilitación de un paciente con hemofilia es una entidad dinámica que se desarrolla, mejora y luego declina a través de los ciclos de la vida. Puede ser la respuesta a un daño agudo o puede desarrollarse a través de ejercicios profilácticos de rutina. Se debe tener en cuenta que cualquier programa de ejercicios terapéuticos que se vaya a aplicar a este tipo de paciente siempre deberá regir el principio de “no dañar”.

Desde la Asociación Andaluza de Hemofilia te damos la bienvenida a este servicio que desarrollamos en la delegación de Sevilla y de Cádiz, haciendo hincapié en una de las afirmaciones en el ámbito de la fisioterapia que más describe esta profesión:

“La Vida es Movimiento, el Movimiento es Vida”

José Manuel Labao López

Col. Nº 6565

 

1.- Blamey G, F., Zoukiran, S., & Jankovik, D. K. (2010). Comprehensive elements of a physiotherapy exercise programme in haemophilia – a global perspective – . Haemophilia , 136-145.

2.- Guodemar, J. (01 de 09 de 2002). efisioterapia. Recuperado el 19 de 01 de 2017, de http://www.efisioterapia.net/articulos/la-fisioterapia-la-hemofilia

3.- Lopategui, E. (2013). Prescripción de Ejercicios: ejercicios terapéuticos. Rehabilitación Física

Comparte