Inicio 5 Hemofilia 5 Estudio comparativo, de la incidencia de inhibidores, entre factores plasmáticos, ricos en factor von Willebrand, y factores recombinantes

Este estudio ha sido liderado por el Dr. Pier Mannuccio Mannucci del Centro de Hemofilia y Trombosis Angelo Bianchi Bonomi de Milán (Italia) y ha sido financiado en su gran parte por el laboratorio Grifols.

Este estudio desde el punto de vista científico no es casi admisible ya que se comparan dos tipos de factor que no son en esencia lo mismo ya que el tipo de factor plasmático utilizado es rico en factor von Willebrand (vWF) que se sabe que protege al factor VIII y le hace menos inmunogénico y hace inducir menos inhibidores. Lo correcto habría sido comparar un factor plasmático carente de vWF con un factor recombinante en cuyo caso el resultado, muy probablemente, habría sido muy parecido. Se trata de un estudio totalmente sesgado y no es extraño porque el Dr. Mannucci es un acérrimo defensor de los productos plasmáticos y Grifols como ya se sabe es un laboratorio nacional español que prepara factores plasmáticos y nunca ha invertido en un factor recombinante.

Aunque este estudio no es relevante y por tanto no tiene ninguna consecuencia a la hora de tomar decisiones sobre utilizar un determinado producto, sin embargo, a continuación se explica, para el lector que quiera saber algo más y de lo que no se debe hacer en una investigación seria, en qué ha consistido el desafortunado estudio y sus conclusiones. También servirá esta entrada de blog para no crear una falsa alarma en los pacientes que utilizan un factor recombinante ni a sus familiares.

SIPPET, ha sido un estudio clínico internacional multicéntrico realizado en 42 centros de hemofilia de todo el mundo, en que se concluye que el tratamiento con factor VIII recombinante (rFVIII) está asociado a una incidencia de inhibidores un 87% mayor que utilizando factor VIII plasmático rico en factor von Willebrand (pdFVIII/VWF) en pacientes con hemofilia A severa no tratados previamente. Otra conclusión que extraen los autores de este estudio es que estos resultados podrían condicionar la toma de decisión de cambiar de un factor recombinante a uno plasmático.

El estudio SIPPET realizado entre 2010 y 2015 muestra como de los 251 pacientes analizados, 76 desarrollaron un inhibidor: 29 de los 125 que recibieron factor VIII plasmático y 47 de los 126 que fueron tratados con factor VIII recombinante.

El estudio a pesar de sus enormes lagunas de rigor científico como ya se ha explicado en cuanto a lo que se compara, se ha publicado en una muy prestigiosa revista, The New England Journal of Medicine [Mannucci y col.; 2016]. Esta revista lleva ya algunos años que deja mucho que desear en relación a sus artículos, al menos en Hemofilia. Asaltan serias dudas sobre si los criterios de admisión de sus artículos son estrictamente rigurosos desde el punto de vista científico, como así debiera ser, o se guían por otro tipo de intereses.

La financiación para el desarrollo de este estudio que ha procedido del propio centro Angelo Bianchi Bonomi, del Ministerio de Sanidad de Italia y del laboratorio Grifols, hace dudar seriamente de la ausencia de conflicto de intereses.

Las comparativas en estudios parciales realizados hasta la fecha [Mathew y col.; 2016], en que se comparan por iguales a los factores plasmáticos puros sin factor von Willebrand frente a los factores recombinantes, hoy por hoy, ofrecen datos muy parecidos de incidencia de inhibidores contra el factor VIII, que ronda, desafortunadamente, el 30%.

A nadie escapan ya en la actualidad los beneficios de los factores recombinantes en cuanto a su versatilidad (diseño de factores de mayor vida media como se comentará en futuras entradas al blog), eficacia y seguridad. Son ya el tratamiento de elección para los pacientes con hemofilia.

Fuentes:

Mannucci y col. A Randomized Trial of Factor VIII and Neutralizing Antibodies in Hemophilia A. N Engl J Med 2016;374:2054-64.

Disponible en: http://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMoa1516437?query=featured_home

Mathew y col. Inhibitors in haemophilia A: a perspective on clotting factor products as a potential contributing factor. Haemophilia 2016;22:334–341.

Disponible en: http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/hae.12888/epdf

 

Comparte