Inicio 5 Documentación 5 La sanidad suspende en todas las CCAA

La sanidad suspende en todas las CCAA | Noticias | elmundo.es.

  • Una de las ‘asignaturas’ que más se resienten son las listas de espera
  • Existe «gran disparidad» entre los servicios sanitarios de las distintas CCAA
  • Los recortes han afectado a todas las autonómias, pero «a unas más que otras»

La sanidad ha experimentado un empeoramiento generalizado en todas las comunidades autónomas por primera vez en los últimos diez años, especialmente en indicadores como las listas de espera, aunque se mantienen las diferencias entre unas y otras, que lejos de disminuir se han acrecentado.

Esta es una de las principales conclusiones del ‘X informe de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública’ (FADSP) sobre los servicios sanitarios de las CCAA, que analiza una veintena de parámetros que incluyen, además de las listas de espera, el gasto per cápita, el número de camas y profesionales, el gasto farmacéutico o la valoración de los ciudadanos.

Todos los datos son de 2012, salvo el gasto per cápita que corresponde a 2013, en tanto que la opinión de la ciudadanía fue recabada entre junio y septiembre del pasado año, por lo que las medidas adoptadas posteriormente no se ven reflejadas en la misma.

Según el estudio, presentado este viernes en rueda de prensa por el presidente de la FADSP, Marciano Sánchez Bayle, la comunidad con mejores servicios sanitarios es Navarra, que obtiene una puntuación de 65 sobre un máximo de 78; seguida de Aragón (60), Asturias (59), País Vasco (55) y Castilla y León (54).

Galicia (53), Cantabria (49) y Andalucía (48) tienen servicios «aceptables», en tanto que la sanidad pública es «regular» en Extremadura 847), La Rioja (47), Cataluña (46), Madrid (44) y Castilla-La Mancha (43).

Con servicios sanitarios «deficientes» se sitúan de nuevo Baleares (41), Murcia (41), Canarias (32) y la Comunidad Valenciana (30), que se mantiene a la cola del ránking desde los últimos siete años.

El informe destaca que los cinco primeros puestos de la clasificación los ocupan las mismas comunidades en los últimos cuatro años aunque con cambios en las posiciones relativas.

En general, los cambios «más significativos» son los de La Rioja, que retrocede cinco lugares, Castilla-La Mancha, tres; y Baleares, dos. Respecto a Madrid, que sigue por debajo de la media pero este año ha subido dos posiciones, Sánchez Bayle lo achaca al empeoramiento significativo registrado en dos comunidades: Castilla-La Mancha y Baleares.

En el caso de Madrid, además, el representante de la FADSP ha señalado que la mayoría de los recortes se han producido este año, por lo que habrá que esperar para ver cómo se reflejan en el próximo informe.

Las diferencias entre comunidades (35 puntos entre la primera y la última) es «claramente excesiva», lo que evidencia una «gran disparidad» en los servicios sanitarios de unas y otras, ha señalado Sánchez Bayle.

Entre los indicadores que más han empeorado están las listas de espera y la opinión de los ciudadanos, pero también el presupuesto que las comunidades dedican a la sanidad, que ha experimentado una bajada media del 14% entre el 2010 y el 2013.

Gasto sanitario per cápita y camas

Según el informe, el gasto sanitario per cápita varía entre los 1.551,75 euros del País Vasco y los 965,44 de la Comunidad Valenciana. En el parámetro de camas por mil habitantes, Cataluña y Aragón son las que ocupan las mejores posiciones (4,32 y 4,14, respectivamente) frente a Andalucía y la Comunidad Valenciana (2,65 y 2,69 en cada caso).

En cuanto a los habitantes por médico de atención primaria, los datos fluctúan entre los 926 de Castilla y León y los 1.669 de Baleares. En médicos especialistas, la peor comunidad es Andalucía (1,43 por cada 1.000 habitantes) y la mejor Navarra (2,38).

El portavoz de la Federación ha subrayado que los recortes han afectado a todas las autonomías, «pero a unas más que a otras», lo que pone de relieve la diferente «sensibilidad» de los gobernantes. Ha asegurado que el informe no se hace para castigar a nadie sino con el objetivo de que sea una llamada de atención, «porque hay áreas en las que se podría mejorar bastante».

Comparte