Inicio 5 Hemofilia 5 Unas 8.500 personas se benefician de proyectos solidarios gracias al BBVA

Unas 8.500 personas se benefician de proyectos solidarios gracias al BBVA. Granada – Ideal.

Zaragoza, 2 jul (EFE).- Unas 8.544 personas se han beneficiado de los proyectos solidarios que siete organizaciones sin ánimo de lucro (entre ellas la Asociación de hemofilia de Aragón y La Rioja) han desarrollado en Aragón gracias a la financiación del programa «Territorios Solidarios» que, por segundo año consecutivo, ha convocado la entidad financiera BBVA.
En total, 61.407 euros que se han destinado a distintas organizaciones, orientadas a la atención a personas con discapacidad; a la infancia y juventud; a enfermos y sus familiares; a colectivos en riesgo de exclusión, así como a cubrir las necesidades básicas de los más desfavorecidos.
En un acto celebrado hoy, en la Hermandad del Refugio de la capital aragonesa, el director de zona de BBVA en Aragón, Luis Borra, junto al responsable de la entidad en el área de Zaragoza, Ángel Rivera, han entregado a los representantes de estas siete entidades una distinción por la labor desarrollada.
Se trata de un «puzzle», con el nombre «Territorios Solidarios», en referencia al objetivo de la iniciativa que no es otro que «participar de forma activa en la construcción de una sociedad más solidaria», como agente «involucrado y comprometido» con el bienestar social, ha señalado Luis Borra.
En España, a esta segunda edición de «Territorios Solidarios», dirigida a aquellas entidades y organizaciones «más sencillas», pero con iniciativas «importantes», se han destinado 1,8 millones de euros, con los que se han apoyado 189 proyectos, ha apuntado Borra.
Han sido los propios trabajadores de BBVA en España, unos 14.000, lo que supone el 50% de la plantilla, los que han propuesto y votado los proyectos premiados en un programa enmarcado dentro del Plan de Responsabilidad Corporativa.
De estos proyectos, siete pertenecen a entidades asentadas en Aragón, como la Fundación Down de Zaragoza, Cáritas Diocesanas de Zaragoza y Teruel, Alzheimer Barbastro y Somontano; la Hermandad del Refugio, la Asociación de Hemofilia de Aragón y La Rioja y la Asociación de Parkinson.
Por ejemplo, la iniciativa Alzheimer Barbastro, apadrinada por uno de los trabajadores de BBVA, ha destinado la aportación recibida (unos 3.000 euros) a financiar el servicio «Zona de respiro familiar» dirigido a facilitar un periodo de descanso diario a los familiares del enfermo.
De esta forma, ha explicado a EFE la presidenta de la organización Carmen Javierre, las personas que están al cuidado constante de estos pacientes disponen de unas horas libres; mientras los enfermos participan en talleres especializados dirigidos a evitar el deterioro cognitivo.
«Estamos muy contentas, porque en estos momentos, en los que las subvenciones están tan recortadas, nos viene de maravilla que haya una entidad como el BBVA que haya llevado a fin nuestro proyecto, porque cada vez hay más personas afectadas», ha resaltado.
Este programa ha sido apadrinado por el trabajador de BBVA Diego Soler, natural de Barbastro, quien se ha encargado de presentarlo a la convocatoria «Territorios Solidarios» y de darlo a conocer entre sus compañeros para pedirles finalmente su voto.
Gracias a este premio de BBVA, también la Asociación Parkinson de Aragón ha podido desarrollar la iniciativa «apoyo psicológico a enfermos y familiares», un servicio que de otra forma no habría podido llevar a cabo, ha precisado la secretaria de la organización, María Victoria Latorre.
«Es fundamental, tanto para familiares como para el propio enfermo, porque esta enfermedad produce depresiones y ansiedad y, por ello, es necesario tener un psicólogo», ha comentado.
Por otro lado, la Asociación de Hemofilia de Aragón y La Rioja fue premiada también con cerca de 10.000 euros -la máxima cantidad- para financiar unas jornadas de convivencia para niños afectados por esta enfermedad, en Benasque (Huesca).
«Sobre todo fue una jornada de convivencia que a los padres también nos viene bien por el tema de interaccionar, comunicar y resolver nuestros problemas y, sobre todo, porque los niños pudieron hacer esquí de fondo un deporte que a ellos les viene muy bien porque no es invasivo», ha comentado un miembro de la asociación, Sergio Pueyo.
Además de estos proyectos, se han premiado también otros como el de la Gota de Leche de la Hermandad del Refugio, que ofrece atención pediátrica y dietética a 200 niños, desde recién nacidos hasta los 16 meses; el de atención a familias en exclusión social de Cáritas Diócesana y el programa «vida independiente para discapacitados» de la Fundación Down. EFE
Comparte